Desarrollo de aplicaciones en la nube en formato SaaS

Permite a las empresas acceder a aplicaciones, alojadas remotamente en servidores de Internet que responden a las necesidades de sus negocios de forma flexible y adaptativa.
Las empresas pagan únicamente por el consumo efectuado y no tienen que desplegar grandes infraestructuras, ni instalar complejos programas de software en los ordenadores, ni disponer de servidores para almacenar la información.
Este modelo permite a los usuarios beneficiarse de forma más rápida y eficiente de un mayor número de servicios, accediendo a ellos y disfrutando de la transparencia e inmediatez del sistema y de un modelo de pago por consumo.
 

El modelo SaaS permite:

  • Ahorrar costes de TI.
  • Disponer de una solución escalable, flexible y adaptable.
  • Utilizar recursos informáticos bajo un entorno de alta disponibilidad.
  • Reducir los costes del hardware, software y mantenimiento actual.
  • Mejorar la seguridad del sistema informático, en cuanto al acceso a datos y aplicaciones.
  • Acceder a una tecnología más avanzada sin tener que financiar y pagar intereses por ello.
  • Ahorrar en espacio físico y energético al no disponer de la infraestructura localmente.
  • Cumplir perfectamente con la normativa de seguridad y acceso a datos.